La Historia llega tarde

Los déspotas que azotan el Mundo en cada época nunca se anuncian como tales, hay que interpretar las señales que van dejando mientras todo va sucediendo, esperar a verlo en retrospectiva no es útil porque entonces la masacre ya está consumada.

Y, aunque vale la pena recordar que ninguna potencia es inocente, las posiciones deben quedar claras cuando se analiza quién ataca y quién defiende, así como qué se ataca y qué se defiende. No lo negaré, no es posible alcanzar una plena confirmación, hay que decidir pronto y firmemente, antes de que alguien nos pinte una diana en la espalda.

Adolf Hitler -dictador, responsable del desencadenamiento de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto judío- fue candidato a recibir el Premio Nóbel de la Paz en 1938. Benito Mussolini y Josef Stalin, también estuvieron a punto de conseguir el galardón. Igual que Vladimir Putin en 2020. Mientras que Mahatma Gandhi -pensador, pacifista y líder de la desobediencia civil no violenta en la India- jamás fue sugerido como aspirante. Para que veáis qué rastro de mierda puede dejar la Historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: