Una pregunta más

Pero nunca era «sólo» una, siempre había otra y otra, sin límite. Así era el personaje de ‘Colombo’, una serie de TV que duró desde 1968 hasta 2003, en la que un detective del Departamento de Homicidios de Los Angeles del que nunca supimos su nombre de pila -ni vimos a su mujer, de la que siempre hablaba- resolvía crímenes gracias a su tenacidad. En total fueron 69 telefilmes.

Era un pelmazo y lo reconocía. También desaliñado, impertinente y algo atolondrado. Siempre le querían echar de la escena del crimen porque nadie creía que fuese policía. Colombo, que fue interpretado magistralmente por Peter Falk, era un verdadero antihéroe que siempre pillaba a los asesinos. ¿Cuál era su secreto?, dejar que se confiaran, que se creyeran que estaban ante un auténtico incompetente. Pero no, él era un lobo con piel de cordero.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: