Libre para escoger amo

En una estructura familiar se le llama emancipación al momento en que un hijo dispone de todas las herramientas necesarias para emprender una vida independiente, con poca o incluso ninguna ayuda por parte de los progenitores. Y entonces da ese paso. En una estructura social en realidad viene a ser lo mismo, pero la sociedad se muestra mucho más celosa de su papel y frecuentemente cría vástagos para que sean eternamente dependientes.

El miedo a la marginación, a sentirse fuera del círculo y de los beneficios de vivir en comunidad empuja a los individuos a adentrarse más en la proteccion que supone permanecer bajo el ala del Estado, y esa esclavitud parece imparable, porque cada vez son menos las ventanas que se abren al mundo. Estar dentro supone ser dependiente de algún modo, y no puedes elegir la emancipación -siquiera relativa- sino como mucho escoger a qué amo deberás servir. Insuficiente, aunque sea más que lo que tuvimos en otras épocas.

La escasez de recursos o la franca pobreza son formas de esclavitud, la explotación laboral o el paro intermitente o indefinido son formas de esclavitud, el trabajo sin descanso -físico o psíquico- con remuneraciones bajas o excesivamente ajustadas, es también una forma de esclavitud. Todo lo que impone seguir un único camino, se sepa o no a dónde lleva… huele a esclavitud. Sabes que ya no eres esclavo y que te has emancipado cuando verdaderamente puedes escoger.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: