Guerra de sed

En Cochabamba (Bolivia) se dispararon en 2000 un 35% las tarifas de agua potable, un servicio del que la ciudad carecía desde hacía años. Se cobraba 20 dólares al mes a familias con ingresos de 100 dólares. Este abuso se debió a la privatización del abastecimiento, que recayó sobre una empresa participada, entre otras, por las multinacionales Bechtel (27,5%) y Abengoa (25%), esta última española.

A consecuencia de ello, hubo fuertes disturbios, se cortaron con barricadas las carreteras de medio país y se declaró la ley marcial. En los choques murieron cuatro personas y resultaron heridos cientos de manifestantes. Finalmente, el Gobierno rescindió el contrato, y, aunque Bechtel interpuso una demanda la retiró en 2006 debido a presiones internacionales. Así acabó un abuso contra la población que se recuerda como Guerra del Agua.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: