Talismán sonoro

Si el alimento de mi alma es distinto, lo que siento también lo es. Abandoné las autopistas y voy a mi ritmo, contemplando el paisaje por carreteras secundarias, y no siento nunca que no me llevan a ninguna parte.

Más de 30 años escuchando ‘Macromissa’, pasando por encima de mucha música mala y mediocre infinitamente más exitosa. El problema no empezó con el reggaetón. Así lo veo yo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: