Mensajero sideral

Cuando en 1609 cayó en manos de Galileo Galilei un nuevo invento llamado telescopio, inmediatamente se puso a estudiar la Luna. Y al año siguiente publicó ‘Sidereus nuncius’ (Mensajero sideral), una obra fundamental para el nacimiento de la Astronomía moderna en la que relataba las irregularidades que encontró en su superficie.

Según Galileo, nuestro satélite tenía montañas de más de seis kilómetros de altura, lo cual, contradecía la cosmología aristotélica, que afirmaba que todos los cuerpos celestes eran esferas perfectas. Este libro acabó con la Teoría Geocéntrica y a partir de entonces la Tierra no fue considerada nunca más el centro del Universo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: